domingo, 3 de noviembre de 2013

El Método de entrenamiento: Una experiencia entre el Kung Fu y el Muay Thai


En este artículo nos referimos al método de entrenamiento que se utilizan en las Artes marciales y en los llamados "Deportes de contacto". En la historia de las artes marciales de Oriente se han empleado diversos métodos de practicar el repertorio técnico que cada una de ellas ofrece al estudiante. La diferencia más visible respecto a los métodos de entrenar el repertorio técnico puede ser marcada por el estilo o sistema de Arte marcial, también por la filosofia por la que esté atravesado, como así tambien por el origen del estilo, es decir la procedencia, también suele marcar diferencias en el método y que ha estado directamente relacionado con un factor que todo Arte marcial busca, la eficacia real (sin embargo no todas las escuelas entrenan para este objetivo). Muchas veces se habla de que un Arte marcial es mejor que otro, que un estilo ha sido superado por otro, porque es más eficaz, eficiente, porque simplemente es más nuevo o bien es la moda actual. Pero nunca se habla de los sistemas de entrenamiento que tales estilos utilizan para entrenar su repertorio técnico ni tampoco se diferencian los objetivos a que apunta el sistema.
La numerosa cantidad de técnicas que tenga un sistema no ha demostrado superioridad frente a otros que tengan menor cantidad. Tampoco ha sido demostrado, por citar nacionalidades, que las Artes marciales Japonesas sean superiores a las Chinas ni que los estilos de grappling sean superiores a los de golpeo. En la historia solo hubo popularidades de moda. Si tomamos específicamente un ejemplo comparativo entre las Artes marciales tradicionales de China (Kung Fu) y las Tailandesas (como el Muay Thai) nos daremos cuenta de lo que estamos describiendo. Entre estos estilos han habido diferencias casi radicales: El Kung Fu tiene un repertorio técnico tan rico y variado en distancias de combate, tipo de golpes y palancas, tipos de  filosofías, etc que muchos sistemas posteriores lo han tomado como base en muchos aspectos.
El Muay Thai, en comparación, no tiene la enorme riqueza del Kung Fu ni siquiera técnicamente hablando. Pero según los estudios y la experiencia que han tenido los maestros chinos en el siglo XX sobre la eficacia del arte del Muay Thai en combates reales o combates "full contact" se han constatado historicamente, en este siglo, resultados deficientes para el Kung Fu. 
Entrenamiento de Muay Thai
¿Cuál era la causa?, ¿cómo es que en un Arte milenario practicado a través de cientos de generaciones y generaciones se observó que no lograba buenos resultados en los enfrentamientos con Thai boxers tradicionales?. La causa, en este caso, no estaba en relación a la cantidad de técnicas, ni el tamaño ni el peso de los oponentes, estaba simplemente en el método de entrenamiento. Los estilistas tradicionales de las escuelas de Kung Fu no entrenaban de una manera real que los lleve a afrontar una situación de golpes y defensas reales a potencia y velocidades reales. Por su parte, los boxeadores tailandeses entrenaban (y entrenan) con un sistema de contacto parecido al Boxeo Occidental, que les permitía aprender la experiencia de lo que sucede cuando un individuo lanza verdaderamente un ataque para lastimar o knockear, lo que sucede cuando un individuo es golpeado en una zona débil, o cuando el dolor dificulta continuar el combate, o bien cuando la relación de fuerzas de ambos cuerpos entran en contacto y se van produciendo efectos y movimientos no previstos que anulan las secuencias ataques-defensas-contrataques clasicas de las formas. Hablando en criollo, en sus escuelas los Thai boxers se colocaban las bendas, los guantes y se probaban unos a otros en un método parecido, como citamos arriba, al que vemos en el Boxeo, donde para ser habil en combate se entrena "haciendo combate" a contacto pleno. Esto en otras palabras es entrenar en forma más realista, dado que en el choque real de los cuerpos se producen relaciones de fuerza no esperadas, desbalances no practicados, fallas en los ataques, como así caídas, dolores y posiciones no previstas que se deben dominar y frente a las cuales se deben tener respuestas. Así, vemos que en este caso comparativo, la eficacia no tiene que ver con el tipo de técnicas (de grappling Vs de golpes, o patadas Vs puños) sino con un sistema de entrenamiento aplicado, independientemente del estilo, Arte marcial o disciplina que se practique. La carencia en el Kung Fu sigue hasta hoy y es que la mayoría de escuelas al menos desde mitad del Siglo XX hasta hoy, hay que decirlo, practican exhibicionismo o solo formas y con el auge del Wu Shu y las Olimpiadas de Beijing parece promocionarselo cada vez más como un Arte inocuo de exhibición, alejandose de sus verdaderas raíces.
Un alumno de natación no aprenderá verdaderamente a nadar practicando braseo y respiración simplemente simulando los movimientos en el aire. Aprenderá verdaderamente a nadar cuando se ponga en contacto con el agua. Pero ni siquiera aprenderá realmente a nadar practicando en una pileta de aguas calmas. Aprenderá realmente a nadar al enfrentar las aguas de un río o un mar.
Este es un detalle que muchas veces se pierde de vista al apuntar a la eficacia en las Artes marciales. Si se quiere ser bueno en dibujo pues a dibujar, si se quiere ser bueno en natación pues a nadar y si se quiere ser bueno en combate pues a hacer combate, el secreto es no simular.

La relación de la eficacia con el método de entrenamiento también nos lleva a plantearnos otra cuestión: La de la finalidad o el objeto de la práctica. Podemos afirmar que el método es fijado por la finalidad, que puede ser Deportiva, Competitiva o para Defensa personal, pero lo cierto es que las Artes marciales originarias nacieron para la guerra y utilizarlas con fines deportivos es por un lado, sólo una adaptación simplificada pero por otro, una modificacion al entrenamiento. Aquí cabe bien la diferencia entre Arte marcial (arte de guerra) y deportes de combate (ej:Tae kwondo, Kickboxing o Boxeo).
 Las escuelas que deséen preparar sus alumnos para situaciones comprometidas de "la vida cotidiana" no tendrán el mismo método que aquellas que entrenan para un torneo, sea el tipo que fuere inclusive las populares MMA. La diferencia es que en las situaciones reales no hay posibles límites ni convenciones prestablecidas y no esta en juego un trofeo o un titulo, está en juego la integridad fisica o los bienes personales.


Rodrigo Reinante
Profesor de Kung Fu
Asociación Hong Chuen Kung Fu
Paraná, Entre Ríos.